Coaching Turístico

Entradas etiquetadas como ‘competitividad’

¿Hay explicación para que seamos un país subdesarrollado?

Atendiendo a su posición geográfica y a sus recursos naturales, México es un páis que podría ser rico y poderoso. Pero de hecho es un país subdesarrollado, tercermundista; ahora se les llama en vías de desarollo. Ni produce lo suficiente, ni administra bien lo que tiene, y muchísimos de sus habitantes gimen en la miseria.

En un célebre estudio de las Naciones Unidas se enumeró el repertorio de los recursos naturales esenciales para el desarollo y la riqueza d elos países: 29 en total. En dicho estudio se observa que mientras Japón, SIngapur y Taiwán cuentan, cada uno con sólo tres de los 29 recursos esenciales y son páises ricos, México posee los 29 recursos esenciales y es considerado un país pobre.

Algo está fallando, y muy gravemente. El factor crítico de bienestar o atraso no son los mencionados recursos, sino la forma de actuar de la población; dinámica y creativa, o bien inhibida y apática.

Los hombres más dinámidos y de más vision (funcionarios de gobierno, capitanes de las empresas, educadores, directores de persona, gerentes de capacitación, etc.) se preocupan al ver que al paso del tiempo nuestro país se rezaga y que nuestro subdesarrollo se acentúa. Los más conscientes analizan la situación y se ponen a estudiar:

  • ¿Cómo hacer que nuestra gente se desarolle?
  • ¿ Cómo administrar mejor?
  • ¿Cómo producir más?
  • ¿Cómo motivar al persona a ser solidario con la empresa?
  • ¿Cómo lograr calidd y excelencia en los productos y servicios?

En algunos medios empresariales y gubernamentales se maneja con agundancia la literatura sobre finanzas, sobre administración y sobre productividad. Para todos esos temas pululan entre nosotros obas escritas en Japón, Estados Unidos, Canadá, Inglaterra…

Los profesionales que salen de las universidades comprueban a poco andar que no les bastan los conocimientos y habilidades técnicas; muchos problemas en el desempeño laboral surgen en torno al manejo del elemento humano. Y cualquier ejecutivo, gerente, director o jefe de departamento va aprendiendo, a veces con tropiezos y fracasos, que la productividad, la eficiencia, la calidad son resultado más de la gente que de los sistemas y de los recursos técnicos y materiales.

Por lo tanto, nuestra situación de desarrollo y economía se debe, esencialmente en las características de nuestra gente, de nuestros trabajadores; por supuesto la gente no es igual en todos los países. Aunque todos participamos de la naturaleza humana y de la misma especie Homo Sapins, los mexicanos, los alemanes, los japoneses y los canadienses no somos iguales; ni como seres humanos ni como trabajadores.  Las razones están a la vista.

Una observación elemental enseña que un individuo es producto: a) de la herencia biológica b) del medio ambiente y c) de nuestras reacciones y decisiones, cuyo conjunto nos proporcionará una Personalidad.

La cultura es una enorme fuerza determiannte de los comportamientos. La relación que existe en tre la cultura mexicana y la personalidad de los mexicanos es muy estrecha. y si con frecuencia el mexicano parece poco trabajador, poco colaborador y poco efectivo, quien pretende comprometerlo con la productividad y con la calidad a base de discursos politicos, de reglamentos, de reestructuraciones organizacionales, de cursos administrativos y de talleres de control de calidad, se queda al nivel de los síntomas, sin llegar al fondo del problema.

Si nuestro reto es comprender al mexiano y orientarlo, necesitamos con urgencia conocer la psicología del m exicano; a su vez, esta psicología, este modo de ser particular, se explica a través de las vicisitudes históricas. No olvidemos que el trabajo es una función de la personalidad, y que el hombre se proyecta en su oficio o profesión.

Anuncios

Nube de etiquetas