Coaching Turístico

Entradas etiquetadas como ‘turismo’

Imagen

Coaching Turístico

Coaching Turístico

Juancarlosbaca.net

Anuncios

DÍA 8. Coaching gratuito en hostelería y turismo.

Banner Coaching Turismo

Hostelería y turismo.

La actitud positiva se logra al comprender que todo tiene su lado positivo, incluso aquellas cosas que parecieran adversas. Bien se dice que para conocer lo bueno y apreciarlo, es necesario conocer lo malo. No podrías conocer el calor si desconoces el concepto de frío. Si estuvieras siempre feliz ¿Cómo reconocerías una alegría? NO puedes conocer la saciedad si no sabes lo que es el hambre. Te aseguro que el enfermo terminal que se salva, aprecia de forma distinta la vida que alguien que no tiene molestias, porque ahora valora la salud. ¿Has sentido dolor de estómago o de cabeza intenso? ¿Qué se siente cuando se quita? Ese alivio se disfruta más después de haber sufrido el dolor. Porque cuando no te duele el estómago, el estar bien para desapercibido para ti. Lo bueno de las enfermedades es que ayudan a apreciar lo maravilloso de estar sano.

Pero esto no solo aplica para la salud personal, sino para todos los aspectos de la vida. Necesitas el mal para conocer el bien. Y una vez asimilado y aceptado este principio, te darás cuenta que ver las cosas desde el lado positivo tiene muchas ventajas:

En lugar de quejarte, aprovecharás los buenos aspectos de la situación.

No te quedarás mucho tiempo en esa mala situación porque no te resistirás a ella. Aquello a lo que te resistes, persiste, por lo tanto simplemente te pondrás en acción.

Aceptarás mejor las emociones que experimentes. Cuando estés triste, vivirás ese enfado. Cuando te sientas feliz, gozarás de esa felicidad.

No tenderás a emitir demasiados juicios críticos sobre los acontecimientos. La vida es la vida. Se trata sólo de algo que está pasando. Todo lo que sucede es instructivo de una manera u otra. Forma parte de la totalidad de la experiencia vital. En un mundo donde nadie enfermase jamás, no podríamos apreciar la saludo. Todos la tomaríamos como algo normal. Quizá lo “malo” sucede para que puedas agradecer lo bueno.

En cualquier profesión u ocupación, por supuesto también en la hostelería y turismo, se ha comprobado que las personas optimistas tienden a ser más felices y tener éxito en la vida. Aun cuando parezca que tu situación no tiene nada de positivo, te aseguro que si eres optimista, podrás identificarlo. Para ejemplificar lo que te acabo de decir podemos citar a esa vieja historia donde un leñador que cada día iba muy temprano a cortar la leña, un día se vio atacado por una jauría. Ante el pánico, este leñador subió a su carruaje y apresuradamente se encaminó hacia su casa. Por más que castigaba a sus caballos y éstos aumentaban la velocidad, la jauría no dejaba de perseguirlos. De pronto, la jauría se detuvo, y a lo lejos observó un incendio; si, era su casa. Gracias a que la jauría lo había apresurado, pudo llegar a tiempo para salvar a su familia. En caso de no haber sido apresurado por esa jauría seguramente no habría llegado a tiempo para salvarlos.  De igual forma, cuenta una persona que un día en Nueva York tuvo una discusión muy delicada con su pareja, lo cual ocasionó que llegara más tarde de lo acostumbrado a su oficina, y lleno de ira condujo su automóvil hacia su trabajo. Esta ira lo cegó completamente y ocasionó que perdiera el control y sufriera de un aparatoso choque contra otro automóvil que lo lastimó y lo mandó al hospital. Pero gracias a ese choque, no pudo llegar a su oficina que estaba ubicada en lo alto de las Torres Gemelas, precisamente el día de los atentados contra este inmueble. ¿Te das cuenta? Si bien el precio material y emocional que se paga es muy alto, en ocasiones ayuda a que no sucedan otro tipo de cuestiones.

Incluso te puedo contar una anécdota personal. Sabrás que me dedico entre otras cosas a impartir clases a nivel superior del área turística. El ingreso generado por esas clases me permite tener un ahorro para mi jubilación. En temporada de crisis el número de alumnos inscritos para la materia que yo imparto se fue de pique, y ocasionó que el número de horas que yo impartía por semana se redujera a un tercio de lo que normalmente imparto. Esto repercutiría directamente en mi ingreso mensual por este concepto. Sin embargo, estas horas donde no impartí clase me permitieron tomar cursos de actualización y comenzar a realizar actividades en beneficio de mi persona y de mi negocio, lo cual fue más rentable que seguir impartiendo clase. Ahora las clases las imparto para ayudar a la gente más que para ayudarme a mi, pues aprendí que para recibir, primero hay que dar algo a cambio.

Por lo tanto recuerda, incluso en las malas situaciones, todo depende de la manera de verlas.

lado positivo

Te invito a seguir mis publicaciones en pro de la educación en materia de turismo en     es.scribd.com/profebaca                                     donde podrás encontrar publicaciones de estudios turísticos de actualidad.

Hostelería y turismo.

Y si quieres integrarte a mi equipo de trabajo para promocionar a tu negocio, a tu persona y publicar lo que te gusta en internet, y además generar ingresos extras, regístrate aquí para contarte cómo.

Fases teóricas en el estudio del turismo

¿Qué es el turismo y cuál es la mejor manera de estudiarlo? Esta pregunta ha sido planteada desde la década de 1970 y al día de hoy ningún investigador ha logrado llegar al meollo del asunto, aún cuando la búsqueda de formas para analizar al turismo es una actividad de numerosos investigadores en las últimas décadas.

Alexandre Panosso indica que el turismo no puede concebirse sólo como una actividad económica o social. La actividad del turismo debe abarcar todas sus dimensiones múltiples. Y aunque en su más reciente estudio no logró responder a la pregunta inicial, plantea nuevos enfoques que pueden servir como paradigma para una mejor comprensión del fenómeno.

Bukart y Medlik afirmaron que para diversos propósitos era necesaria y requerida una definición más precisa del turismo, e indicaron que primeramente se debería tener un propósito de estudio, ya que para examinar el fenómeno de manera sistemática, era necesario definir lo que éste comprendía; el  segundo propósito era estadístico, ya que para que un fenómeno se mida necesita estar definido; el tercero era administrativo y legal, ya que no es posible aplicar una legislación a unas actividades y a otras no, y el cuarto era industrial, pues las actividades económicas suelen requerir estudios de mercado que justifiquen la creación de organizaciones industriales.

La gran problemática del estudio del turismo es que muchos de los autores que hoy día estudian y trabajan con el turismo NO han tenido como primera formación una licenciatura en turismo, sino en otras áreas, como administración, arquitectura, biología, comunicación, derecho, economía, filosofía o geografía. Este hecho pareciera no ser importante, pero constituye una limitación en el estudio del turismo pues el investigador tiende inconsciente y en ocasiones conscientemente a reducir la explicación del turismo a una de estas áreas. Se entiende que el economista hablará de estudios económicos y balanzas comerciales entre otros temas; el abogado hablará de los derechos y obligaciones del turista y los prestadores de servicios turísticos, etc. Cada uno comenzará sus estudios y/o investigaciones a partir de los presupuestos y paradigmas de la ciencia de su formación, lo que ocasiona que los estudiosos no se entiendan pues no hablan el mismo idioma. Panosso remata explicando que se trata de enfoques diferentes para problemas iguales.

Es por esto que se planteó la pregunta al inicio de este blog. Además falta proponer cómo ordenar los estudios, los enfoques y los resultados. Por tal motivo, en esta ocasión se consultó al libro Filosofía del Turismo, de Alexandre Panosso, donde este autor ordenó las fases de estudios del turismo; Panosso se auxilió del parámetro ofrecido por la teoría de los paradigmas científicos elaborado por Thomas S. Kuhn donde propone tres grupos básicos de autores que tratan de explicar en teoría el turismo. Entendemos como paradigma una base, modelo o ejemplo de teoría del cómo se puede estudiar un objeto.

Al primer grupo de autores se le ha identificado como pre-paradigmática, debido a que fueron los primeros en proponer un análisis teórico del turismo que sirvió para que otros investigadores avanzaran en sus investigaciones; en este grupo se pueden encontrar autores como Luis Fernandez Fuster, Walter Hunziker, K. Krapf, A.F. Burkart y S. Medlik.

Existe una fase de transición difícilmente perceptible para el ojo poco entrenado, donde autores como Salah-Eldin Abdel Wazarse y Raymundo Cuervo propusieron que el turismo debía analizarse tomando como base la teoría general de sistemas.

Siguiendo con los grupos propuestos en la teoría de los paradigmas científicos, se encuentra un segundo grupo que fueron quienes crearon el paradigma para los estudios turísticos, que es el paradigma-sistema de turismo, que es sin duda alguna, la teoría que hasta la fecha explica mejor la dinámica del turismo, ya que la visión sistémica es la que mejor se adapta hasta el día de hoy en los estudios de esta área, a pesar de contener aún elementos que dificultan la comprensión del turismo; entre sus representantes más importantes tenemos a Neil Leiper, Mario Carlos Beni, Alberto Sessa y Roberto Boullón.

Por supuesto que también este paradigma ha sido motivo de diversos estudios para analizar su validez en la explicación del turismo, y esto genera otra área de transición entre la segunda y tercera fase, donde se fundamentan estudios en la teoría general de sistemas, pero presentan propuestas más avanzadas que casi se configuran como planteamientos nuevos sobre el turismo; no pueden considerarse como una fase distinta puesto que aún se basan en la teoría general de sistemas pero están en búsqueda de nuevos elementos explicativos del turismo. En esta fase se encuentran autores como Alfonso de Jesús Jiménez Martínez, Jost Krippendorf y Sergio Molina.

Y por último, a la tercera fase teórica se le llama fase de nuevos enfoques, la cual se diferencia porque propone un análisis diversificado e innovador del turismo. Aquí se proponen esquemas e interpretaciones que superan el paradigma-sistema de turismo, esto por medio de la reformulación de la teoría general de sistemas o del intento de recolocar al hombre en el centro de la discusión del turismo. En este grupo de autores se pueden encontrar nombres como Jafar Jafari, John Tribe y Marcelino Castillo Nechar, de quienes se hablará en próximos escritos.

Te invito a consultar más información teórica de la industria turística en mi página http://www.juancarlosbaca.net

Si quieres publicar un artículo o quieres compartir información de tus estudios, con gusto los recibimos.

¿Turismo como ciencia? Epistemología.

ImagenNecesidad de la Epistemología.

La presentación de este tema muestra el camino filosófico de las reflexiones del fenómeno turístico. No es exposición de resultados sino un ejercicio de reflexión epistemológica.

A la epistemología se le conoce también como ciencia del conocimiento o gnoseología, término que viene del griego gnosis, conocimiento, ciencia; y logía, estudio, discurso ordenado. La epistemología nacida en los círculos académicos nace en el siglo XVI con la ciencia moderna.

Se deberá tener cuidado con este término, ya que existen diversos enfoques:

Japiassu afirma que epistemología se puede entender como “el estudio metodológico y reflexivo del conocimiento, de su organización, de su formación, de su desarrollo, de su funcionamiento y de sus productos intelectuales.

Uno de los puntos que estudia la epistemología es la adquisición del conocimiento. En este aspecto, son tres las corrientes principales: empirismo, racionalismo y criticismo. Donde el primero afirma que el origen del conocimiento es la experiencia, el racionalismo dice que la experiencia no es la única forma de conocimiento, ya que considera la razón como predominante en el proceso cognitivo, y por su parte el criticismo pretende ser una visión que supera este conflicto razón-experiencia. Los adeptos a esta corriente proponen un estudio más minucioso y detallado del acto de conocer, colocando el problema en la percepción conjunta del sujeto-objeto.

John Tribe señala que la epistemología aplicada al turismo es importante por dos razones básicas: 1) ayuda a la validación del conocimiento producido en esta área; 2) ayuda a delimitar el campo del turismo, o sea, dónde comienza y dónde termina.

Para demostrar cómo sería la aplicación de la epistemología a los estudios turísticos, se presenta como ejemplo un fragmento del libro “Relexoes sobre um novo turismo” de Panosso Netto y Trigo:

“Cuando se dice que es importante una epistemología del turismo, se quiere dar a entender que es necesario aplicar este modo de interpretación (Validación/pruebas) al (del) conocimiento que tenemos sobre el turismo. Un ejemplo hipotético: el investigador “A” lleva a cabo un estudio sobre el potencial turístico y la capacidad de carga de una playa fluvial cualquiera. Llega a la conclusión de que el destino presenta un índice “y” de atracción y que soporta “x” turistas. El investigador “B” analiza las bases en que se asienta este trabajo y descubre que la metodología utilizada por el investigador “A” para medir el potencial del lugar no puede ser aplicada a áreas naturales, ya que esa metodología fue elaborada para ser aplicada únicamente a lugares cuyo principal atractivo sea la cultura material y no acepta variables de esta naturaleza. El investigador “B” cuestiona, así, la validez del conocimiento producido por “A”. Sin embargo, y a pesar de esto, no está “haciendo” una epistemología del turismo, únicamente ha verificado que la metodología empleada no fue la ideal. Para hacer epistemología del turismo “B” deberá cuestionar, a la luz de la razón, no sólo lo resultados demostrables, sino también las bases de la teoría en las que se fundamentó la creación de la metodología aplicada al turismo citado.

La epistemología requiere reflexión; sin embargo, no toda reflexión sobre el conocimiento producido trae consigo la epistemología.

La epistemología es útil si satisface las condiciones siguientes:

  • ·          Se ocupa de la ciencia propiamente dicha, no de la imagen pueril y a veces hasta grotesca tomada de los libros elementales de texto.
  • ·          Se ocupa de problemas filosóficos reales que se presentan en el curso de la investigación científica o en la reflexión sobre los problemas, métodos y teorías, y no de pequeños problemas ficticios.
  • ·          Propone soluciones clara a tales problemas, en particular soluciones de la investigación científica, y no con teorías confusas o inadecuadas para la experiencia científica.
  • ·          Es capaz de distinguir la ciencia auténtica de la seudociencia, la investigación profunda de la superficial, la búsqueda de la verdad de la búsqueda del pan de cada día.
  • ·          Es capaz de criticar programas e incluso resultado erróneos, así como de prponer planteamientos nuevos y prometedores.

 

Pannoso continúa con la discusión propuesta de estudios teóricos sobre turismo recurriendo a Thomas S. Kuhn y su obra La estructura de las revoluciones científicas, planteando el análisis del término paradigma.

Platón, empleaba el término paradigma como modelo, para Aristóteles significaba ejemplo, y se concluyó que este término se utilizaba al menos de veintidós formas diferentes.

Para Kuhn, al investigador que no le satisface un paradigma vigente puede buscar una teoría que explique mejor el objeto de estudio, y no está obligado a aceptar los fundamentos de otros investigadores.

Hoy cada ciencia tiene su o sus estándares (paradigmas, modelos, fundamentos), creados por sus investigadores, que sirven de orientación a esos mismos investigadores, y son conceptos teóricos y valores aceptado por una comunidad científica que aplica tales conceptos y valores a sus investigaciones.

En el turismo, la visión sistémica es un paradigma aceptado y conocido por los estudiosos del turismo, pero aún no existe una teoría que reúna a sus investigadores en una misma metodología de estudio.

Según Kuhn, en una ciencia, antes de la formación de un paradigma existe un periodo pre-paradigmático, considerado como el momento en que la teoría se está gestando y enfrenta a los desafíos y obstáculos de una ciencia en formación.

Si el turismo ahora ya tiene un paradigma, ¿se deberá considerar como ciencia? Panosso, con palabras de Kuhn, responde que no tendría importancia si el turismo constituye ahora una ciencia, pues no se sabe si un campo de estudio progresa porque es una ciencia, o bien si es una ciencia porque progresa.

Cuando un campo de estudio evoluciona hacia la madurez, se introducen y buscan nuevos elementos que denotan avance progresivo e indican la transición deseada dentro de ese campo de estudio.

El hecho de que el turismo no sea aceptado como ciencia no constituye un problema. Cuando se consultan a los autores que se ocupan de la producción del conocimiento sobre turismo, se encuentra que hay tres grupos de opiniones distintas. Existe un grupo optimista, que cree que debido a la producción científica existente, el turismo ya puede considerarse como una ciencia; otro grupo también optimista pero más prudente, piensa que el turismo está en camino de convertirse en una ciencia, pero para que esto suceda es necesario intensificar la investigación en este campo; el objetivo y el método de investigación utilizado deben definirse con claridad. Hay otro grupo más concibe al turismo como un actividad humana estudiada por las más diversas disciplinas científicas, pero afirma que no es y nunca será una ciencia, pero todo esto depende del punto de vista del observador, siendo posibles varias respuestas.

En conclusión, a entender de Panosso el turismo es un campo de estudio de otras ciencias que no presenta un campo de investigación ni objeto definido, ya que no posee un cuerpo teórico conceptual que le permita ascender al nivel de disciplina (ciencia) con un método y objetivo de investigación propios.

Panosso termina este punto de la necesidad de la epistemología haciendo las preguntas ¿qué es el turismo? Y ¿cuál es su método y objeto de estudio?.

 

Te invito a reflexionar…

Nube de etiquetas