Coaching Turístico

Entradas etiquetadas como ‘problemática de las agencia de viajes’

Problemática de las agencias de viajes

banner GVOLa industria turística ha sido por muchos años, una de las principales generadoras de ingresos a nivel mundial. En México, en los primeros seis meses de 2008, los ingresos por visitantes internacionales se incrementaron en 7% en relación a 2007 al sumar 7,338.4 millones de dólares: 8.26% (6,058.5 millones de dólares) correspondió a turistas al interior y fronterizos y el 17.4% (1,279.9 millones de dólares) a excursionistas fronterizos y en crucero. El saldo de la balanza turística fue de 3,256.2 millones de dólares, 11.3% mayor al compararlo con el de enero-junio de 2007. (Confederación Nacional Turística, 2008).

Los altos costos del petróleo, el cambio climático, la globalización, nuevas formas de comercialización, baja de comisiones a los distribuidores, terrorismo internacional e incluso la influenza porcina, han afectado la actividad del turismo, lo que ha ocasionado un estancamiento en la industria, y ha impactado en la problemática de las agencias de viajes, a pesar de las bondades que históricamente la han caracterizado.  Por ejemplo, desde los atentados a las Torres Gemelas en EEUU y algunos otros sucesos, las aerolíneas añadieron cargos extras por concepto de seguridad en los aviones y otro cargo por combustible, que aunado a que la documentación en aeropuertos es más lenta por las revisiones antiterroristas y de higiene, se ha generado un incremento en los gastos de operación, lo cual ocasiona que las aerolíneas, incluyendo las de bajo costo, eleven sus precios y no se ha logrado que esto sea subsidiado por el gobierno.

La crisis que impera desde 2009 y hasta inicios de 2013 ha modificado los criterios para establecer los precios de los servicios turísticos. Éstos, al no ser considerados como necesidades básicas, pasan a un segundo plano y, para sorpresa de todos ahora sí la industria turística se ha visto afectada; sin embargo las estadísticas muestran que se ha mantenido siempre fuerte ante las crisis. (Barómetro OMT de Turismo Internacional, 2008). La problemática de las agencias de viajes se ha acentuado, y la estrategia ha sido bajar los costos, lo cual representa ahora la oportunidad para que muchas familias con empleos fijos, tengan ahora un paquete que antes parecía costoso y que ahora se presenta a un precio mucho menor y con facilidades de pago. Para la industria turística, la habitación más costosa es siempre la que se encuentra vacía.

La actividad turística se desarrolla adecuadamente con base en la intervención de muchas empresas de distintos giros, entre los cuales se puede destacar: aerolíneas, cadenas hoteleras, restaurantes, transportistas, guías independientes y todas las microempresas complementarias y por supuesto, las agencias de viajes. El subsector de agencias de viajes activa la industria del turismo, pues son el primer punto de contacto que el cliente tiene con todas las empresas involucradas.

Las agencias de viajes se dividen de acuerdo al tamaño y la forma de operar, de donde se desprenden tres tipos de agencias de viajes: las operadoras, mayoristas y minoristas. Las dos primeras se han mantenido tradicionalmente igual que el grueso de la industria, soportando crisis, sin embargo las agencias de viajes minoristas tienen serias dificultades para mantenerse vigentes y ser rentables, sobre todo con la baja de comisiones a partir de 1998. En esta investigación se estudiará y se analizará la causa, además se propondrá una estrategia.

Los costos de los servicios turísticos en paquetes para los clientes han ido en aumento, no así las comisiones que se obtienen por concepto de venta de los mismos, por el contrario han disminuido al grado de prácticamente desaparecer, lo cual significa una adversidad para las agencias de viajes, pues la comisión por venta de servicios es el principal concepto de los ingresos que las agencias obtienen.  Aunado a esto, las agencias de viajes se ven afectadas debido a la entrada de nuevas formas de comercialización, lo cual ha ocasionado que los principales proveedores puedan prescindir de las agencias de viajes minoristas para la venta de sus servicios, por lo que se ven en la necesidad de desarrollar acciones emergentes para contrarrestar los efectos de estas nuevas formas de comercialización.

Las agencias de viajes minoristas son generalmente empresas familiares[1] que encontraron en el turismo un medio para obtener ingresos, pues representa una opción económica para comenzar un negocio, ya que no se requiere de grandes inventarios para operar y literalmente se tiene todo un mundo por ofrecer al cliente, logrando una gama de servicios que pocas industrias pueden desarrollar. Sin embargo, cuando se enfrentan a problemas derivados de la crisis internacional, alzas en los precios del petróleo y por consecuencia alzas de los precios de los servicios que ofrecen las agencias mayoristas, así como a una competencia feroz y un sinnúmero de situaciones, requieren de una estrategia que permita a la agencia de viajes minorista no solamente subsistir, sino desarrollarse para lograr estabilidad económica y mantenerse vivas a lo largo del tiempo, lo cual es el fin de cualquier empresa.

La industria turística posee un campo de acción muy amplio, incluso no se requiere, en muchas de sus funciones, un grado de especialización elevado para integrarse a la actividad, ya que se puede trabajar ocupando puestos que consideran desde personal de limpieza, meseros, garroteros, amas de llaves y jardineros, pasando por puestos donde es necesario estudios a nivel medio como agentes de reservaciones, hasta estudios superiores para ocupar puestos de gerentes y directores de área.

¿Dónde está la solución ante la problemática de las agencias de viajes? He aquí la solución.

banner GVO


[1] Basado en la encuesta realizada para esta investigación y en la publicación de los expertos de CONAAV Confederación Nacional de Agencias de Viajes (2007)

Anuncios

Nube de etiquetas