Coaching Turístico

Entradas etiquetadas como ‘ocio y tiempo libre’

CONCEPTUALIZACIÓN DEL TURISMO

Muchas veces, la conceptualización del turismo ha generado controversias, como una consecuencia de las múltiples y variadas interpretaciones que se le han dado a este fenómeno. Interpretaciones que tienen su origen, unas en las definiciones y conceptos brindados por las tantas disciplinas para las cuales el turismo constituye un campo particular de estudio, y, otras fundadas en los puntos de vista de ciertas corrientes de pensamiento que lo explican en función de los principios ideológicos y filosóficos que ellas profesan.

Todas las corrientes, pensamientos y conceptos que se puedan referenciar, no son  más que enfoques parciales dentro de los cuales, generalmente se pierde la visión universal del fenómeno. Al punto d que, por parciales, dichos enfoques son cuestionados, incluso por otras disciplinas o por otras corrientes de opinión.

Muchas veces se discute, por ejemplo si el turismo es una industira o un servicio, olvidando que dicho problema recae en le campo de estudio específico de la economía. Para ésta, el turismo evidentementes se trata de un servicio, pero éste será un concepto parcial, válido en la economía, que no obstante deja de ser relevante si el estudio del turismo es encarado desde la óptica de otra ciencia.

Desde el punto de vista legal, el turismo es considerado como el ejercicio del derecho a tu libertad individual de tránsito que tienen las personas. Mientras que si lo enfocamos desde el ámbito de la sociología, el turismo se presenta como una oportunidad para colmar las necesidades que suelen dejarse de lado, cuando el individuo se encuenta entregado a su vida de trabajo. En otras palabras, se relaciona con la calidad de vida de la sociedad.

Es fácil entonces advertir que el concepto de turismo varía notablemente de una disciplina a la otra, por cuanto dichos conceptos responden a las necesidades propias del campo en el cual se enmarque su estudio y no pueden, por tanto, emplearse para tratar de conceptualizar en fenómeno como un todo.

Algo similar ocurre con los puntos de vista que las diferentes corrientes de pensamiento sustentan sobre el turismo, como se verá a continuación:

EL TURISMO DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LAS CORRIENTES DE PENSAMIENTO

Las corrientes de pensamiento relacionadas con el turismo tienen su origen en las denominadas teorías compensatorias. Dichas teorías se fundamentan en el hecho de que, si una sociedad piensa que se rige por el principio del mérito, el descanso es también un descanso merecido. de tal suerte, el ocio se plantea entonces como la compensación a los esfuerzos y penalidades que forman la esencia d ela vida productiva del ser humano.

En este blog se hará mención de dos corrientes de pensamiento, denominadas teorías humanistas y teorías de la alienación.

a) Teorías humanistas.

Se ha dado en llamar teorías humanistas del ocio y del turismo a un conjunto de doctrinas e ideologías que ven, en las referidas actividades, algunas de las más genuinas manifestaciones de la personalidad humana.

Los seguidores de las teorías humanistas consideran que en las activdades del ocio, y por tanto del turismo, se manifiestan con mayor fuerza los valores de la verdad, el amor, la creatividad y la libertad del individuo, y piensan que “en el mundo no habría guerra si los asuntos estuvieran en manos de los responsables de la actividad turística”. Opinan que el turismo es un medio para facilitar el encuentro y la comunicación entre los pueblos, para lo cual destacan las ventajas que, especialmente de índole cultural, obtienen tanto las comuniades emisoras como las receptoras; todo lo cual según sus puntos de vista, ayudan a incrementar el conocimiento y la comprensión entre los pueblos, y contribuey a fortalecer la paz internacional.

b) Teorías de alienación

Según los seguidores de estas teorías, el denominado “turismo de masas” y la “industria que lo genera”, manipulan y explotan a las personas, y agregan que no sólo tratan con individuos alienados en los países emisores, sino que llevan a las sociedades receptoras todo lo malo y nada de lo bueno que existe en los países desarrollados.

El turismo masivo siempre destroza el medio ambiente, contribuye a la desaparición de los usos y costumbres de las comunidades receptoras y favorece la difusión de la postitución y la drogadicción. En suma, consideran que el turismo de masas tal como se ha planteado, impide el desarrollo y el progreso de los pueblos, y piensan que la única solución radica en el cambio estructural.

EL TURISMO Y SU SIGNIFICADO PARA LA SOCIEDAD

Independientemente del eventual punto de vista que puedan sostener las distintas disciplinas, o las diferentes corrientes ideológicoas y filosóficas en torno al turismo, es evidente la necesidad de enmarcar conceptualmetne a esta activdiad dentro de una definición general, de carácter descriptivo, que permita identificar sus característias esenciales y distinguirlo de otras actividades que, aunque muy relacionadas, definitivamente constituyen o forman parte de otras necesiades de la sociedad para el logro de su pleno desarrollo.

Este intento en realidad no es neuvo. Desde muchos años atrás se ha quierdo definir conceptualmente al turismo, tratando de evitar caer en apreciaciones parciales. Uno de los intentos en tal sentido fue el de tratar de explicar el fenómeno mediante el estudio etimológico del término tour que, como se verá, hace su aparcición por primera mez en 1670.

Los estudios relacionados con el citado vocablo indican que el mismo es de origen inglés, probablemente como un galicismo, del término francés tour, y que quiere decir viaje circular, de vuelta al punto de partida.

Esisten, sin embargo, autores que sugieren que el término es de origen hebreo, por cuanto figura en la Biblia, en donde se menciona que Moisés envía a unos representantes al país de Canaán para que lo visiten, y posteriormetne informen sobre sus características.

Parece ser que en el hebreo antiguo la palabra tours o tur tenía el significado de viaje de reconocimiento o de exploración, lo que implica un lógico regreso al punto de partida y, tal vez, en ese sentido, no difiera de la connotación inglesa.

Sin lugar a duda, los conceptos así surgidos son imparciales y han hehco un significativo aporte a la conceptualiación del turismo. Pero es evidente también que dichas defniciones etimológicas no revelan con exactitud el sentido y, sobre todo, el contenido y extensión del concepto.

No es sino hasta 1942  cuando los profesores suizos Hunziker y Krapf, brindan una definicion que logra una aceptación generalizada entre los expertos, y que llega a ser adoptada por la Asociación Internacional de Expertos Científicos en Turismo. Los menscionados profesores describieron al turismo de la siguiente manera:

“Turismo es el conjunto de las relaciones y fenómenos producidos por el despalzamiento y permanencia del personas fuera de su lugar de domicilio, en tanto que dichos desplazamientos y permanencias no estén motivados por una actividad lucrativa principal, permanente o temporal”

Esta definición es muy amplia y no precisa con exactitud la naturaleza del desplazamiento, al que se hace mención, razón por la cual, muchas veces se ha quierdo destacar el carácter “voluntario” del mismo, con el objeto de diferenciarlo de aquie que obedece a otros motivos distintos de los del turismo propiamente dicho, aunque al igual que en este último caso, el desplazamiento no esté relacionado con una actividad lucrativa principal, tal como sucede, por ejemplo, con los desplazamientos a los que se ven obligados los exiliados y los refugiados políticos.

El tecnicismo de la citada definición  nos obliga, entonces, a replantearnos una vez más la pregunta ¿Qué es, en verdad, el turismo para la sociedad? Y en ese sentido debemos decir que los resultados de las investigaciones que se inician en Alemania a partir de los años sesesnta para conocer las motivaciones y comportamiento de la población durante sus periodos vacacionales. Dichas investigaciones que se exitenden a otros países y que cubren ya un periodo de treinta años, ponen de manifiesto que el turismo para la  sociedad es, esencialmente, una actividad relacionada con el placer, el descanso, el desarrollo cultural y la recreación.

Anuncios

Nube de etiquetas