Coaching Turístico

Entradas etiquetadas como ‘lado positivo’

DÍA 8. Coaching gratuito en hostelería y turismo.

Banner Coaching Turismo

Hostelería y turismo.

La actitud positiva se logra al comprender que todo tiene su lado positivo, incluso aquellas cosas que parecieran adversas. Bien se dice que para conocer lo bueno y apreciarlo, es necesario conocer lo malo. No podrías conocer el calor si desconoces el concepto de frío. Si estuvieras siempre feliz ¿Cómo reconocerías una alegría? NO puedes conocer la saciedad si no sabes lo que es el hambre. Te aseguro que el enfermo terminal que se salva, aprecia de forma distinta la vida que alguien que no tiene molestias, porque ahora valora la salud. ¿Has sentido dolor de estómago o de cabeza intenso? ¿Qué se siente cuando se quita? Ese alivio se disfruta más después de haber sufrido el dolor. Porque cuando no te duele el estómago, el estar bien para desapercibido para ti. Lo bueno de las enfermedades es que ayudan a apreciar lo maravilloso de estar sano.

Pero esto no solo aplica para la salud personal, sino para todos los aspectos de la vida. Necesitas el mal para conocer el bien. Y una vez asimilado y aceptado este principio, te darás cuenta que ver las cosas desde el lado positivo tiene muchas ventajas:

En lugar de quejarte, aprovecharás los buenos aspectos de la situación.

No te quedarás mucho tiempo en esa mala situación porque no te resistirás a ella. Aquello a lo que te resistes, persiste, por lo tanto simplemente te pondrás en acción.

Aceptarás mejor las emociones que experimentes. Cuando estés triste, vivirás ese enfado. Cuando te sientas feliz, gozarás de esa felicidad.

No tenderás a emitir demasiados juicios críticos sobre los acontecimientos. La vida es la vida. Se trata sólo de algo que está pasando. Todo lo que sucede es instructivo de una manera u otra. Forma parte de la totalidad de la experiencia vital. En un mundo donde nadie enfermase jamás, no podríamos apreciar la saludo. Todos la tomaríamos como algo normal. Quizá lo “malo” sucede para que puedas agradecer lo bueno.

En cualquier profesión u ocupación, por supuesto también en la hostelería y turismo, se ha comprobado que las personas optimistas tienden a ser más felices y tener éxito en la vida. Aun cuando parezca que tu situación no tiene nada de positivo, te aseguro que si eres optimista, podrás identificarlo. Para ejemplificar lo que te acabo de decir podemos citar a esa vieja historia donde un leñador que cada día iba muy temprano a cortar la leña, un día se vio atacado por una jauría. Ante el pánico, este leñador subió a su carruaje y apresuradamente se encaminó hacia su casa. Por más que castigaba a sus caballos y éstos aumentaban la velocidad, la jauría no dejaba de perseguirlos. De pronto, la jauría se detuvo, y a lo lejos observó un incendio; si, era su casa. Gracias a que la jauría lo había apresurado, pudo llegar a tiempo para salvar a su familia. En caso de no haber sido apresurado por esa jauría seguramente no habría llegado a tiempo para salvarlos.  De igual forma, cuenta una persona que un día en Nueva York tuvo una discusión muy delicada con su pareja, lo cual ocasionó que llegara más tarde de lo acostumbrado a su oficina, y lleno de ira condujo su automóvil hacia su trabajo. Esta ira lo cegó completamente y ocasionó que perdiera el control y sufriera de un aparatoso choque contra otro automóvil que lo lastimó y lo mandó al hospital. Pero gracias a ese choque, no pudo llegar a su oficina que estaba ubicada en lo alto de las Torres Gemelas, precisamente el día de los atentados contra este inmueble. ¿Te das cuenta? Si bien el precio material y emocional que se paga es muy alto, en ocasiones ayuda a que no sucedan otro tipo de cuestiones.

Incluso te puedo contar una anécdota personal. Sabrás que me dedico entre otras cosas a impartir clases a nivel superior del área turística. El ingreso generado por esas clases me permite tener un ahorro para mi jubilación. En temporada de crisis el número de alumnos inscritos para la materia que yo imparto se fue de pique, y ocasionó que el número de horas que yo impartía por semana se redujera a un tercio de lo que normalmente imparto. Esto repercutiría directamente en mi ingreso mensual por este concepto. Sin embargo, estas horas donde no impartí clase me permitieron tomar cursos de actualización y comenzar a realizar actividades en beneficio de mi persona y de mi negocio, lo cual fue más rentable que seguir impartiendo clase. Ahora las clases las imparto para ayudar a la gente más que para ayudarme a mi, pues aprendí que para recibir, primero hay que dar algo a cambio.

Por lo tanto recuerda, incluso en las malas situaciones, todo depende de la manera de verlas.

lado positivo

Te invito a seguir mis publicaciones en pro de la educación en materia de turismo en     es.scribd.com/profebaca                                     donde podrás encontrar publicaciones de estudios turísticos de actualidad.

Hostelería y turismo.

Y si quieres integrarte a mi equipo de trabajo para promocionar a tu negocio, a tu persona y publicar lo que te gusta en internet, y además generar ingresos extras, regístrate aquí para contarte cómo.

Anuncios

Nube de etiquetas