Coaching Turístico

Entradas etiquetadas como ‘epistemología’

¿Turismo como ciencia? Epistemología.

ImagenNecesidad de la Epistemología.

La presentación de este tema muestra el camino filosófico de las reflexiones del fenómeno turístico. No es exposición de resultados sino un ejercicio de reflexión epistemológica.

A la epistemología se le conoce también como ciencia del conocimiento o gnoseología, término que viene del griego gnosis, conocimiento, ciencia; y logía, estudio, discurso ordenado. La epistemología nacida en los círculos académicos nace en el siglo XVI con la ciencia moderna.

Se deberá tener cuidado con este término, ya que existen diversos enfoques:

Japiassu afirma que epistemología se puede entender como “el estudio metodológico y reflexivo del conocimiento, de su organización, de su formación, de su desarrollo, de su funcionamiento y de sus productos intelectuales.

Uno de los puntos que estudia la epistemología es la adquisición del conocimiento. En este aspecto, son tres las corrientes principales: empirismo, racionalismo y criticismo. Donde el primero afirma que el origen del conocimiento es la experiencia, el racionalismo dice que la experiencia no es la única forma de conocimiento, ya que considera la razón como predominante en el proceso cognitivo, y por su parte el criticismo pretende ser una visión que supera este conflicto razón-experiencia. Los adeptos a esta corriente proponen un estudio más minucioso y detallado del acto de conocer, colocando el problema en la percepción conjunta del sujeto-objeto.

John Tribe señala que la epistemología aplicada al turismo es importante por dos razones básicas: 1) ayuda a la validación del conocimiento producido en esta área; 2) ayuda a delimitar el campo del turismo, o sea, dónde comienza y dónde termina.

Para demostrar cómo sería la aplicación de la epistemología a los estudios turísticos, se presenta como ejemplo un fragmento del libro “Relexoes sobre um novo turismo” de Panosso Netto y Trigo:

“Cuando se dice que es importante una epistemología del turismo, se quiere dar a entender que es necesario aplicar este modo de interpretación (Validación/pruebas) al (del) conocimiento que tenemos sobre el turismo. Un ejemplo hipotético: el investigador “A” lleva a cabo un estudio sobre el potencial turístico y la capacidad de carga de una playa fluvial cualquiera. Llega a la conclusión de que el destino presenta un índice “y” de atracción y que soporta “x” turistas. El investigador “B” analiza las bases en que se asienta este trabajo y descubre que la metodología utilizada por el investigador “A” para medir el potencial del lugar no puede ser aplicada a áreas naturales, ya que esa metodología fue elaborada para ser aplicada únicamente a lugares cuyo principal atractivo sea la cultura material y no acepta variables de esta naturaleza. El investigador “B” cuestiona, así, la validez del conocimiento producido por “A”. Sin embargo, y a pesar de esto, no está “haciendo” una epistemología del turismo, únicamente ha verificado que la metodología empleada no fue la ideal. Para hacer epistemología del turismo “B” deberá cuestionar, a la luz de la razón, no sólo lo resultados demostrables, sino también las bases de la teoría en las que se fundamentó la creación de la metodología aplicada al turismo citado.

La epistemología requiere reflexión; sin embargo, no toda reflexión sobre el conocimiento producido trae consigo la epistemología.

La epistemología es útil si satisface las condiciones siguientes:

  • ·          Se ocupa de la ciencia propiamente dicha, no de la imagen pueril y a veces hasta grotesca tomada de los libros elementales de texto.
  • ·          Se ocupa de problemas filosóficos reales que se presentan en el curso de la investigación científica o en la reflexión sobre los problemas, métodos y teorías, y no de pequeños problemas ficticios.
  • ·          Propone soluciones clara a tales problemas, en particular soluciones de la investigación científica, y no con teorías confusas o inadecuadas para la experiencia científica.
  • ·          Es capaz de distinguir la ciencia auténtica de la seudociencia, la investigación profunda de la superficial, la búsqueda de la verdad de la búsqueda del pan de cada día.
  • ·          Es capaz de criticar programas e incluso resultado erróneos, así como de prponer planteamientos nuevos y prometedores.

 

Pannoso continúa con la discusión propuesta de estudios teóricos sobre turismo recurriendo a Thomas S. Kuhn y su obra La estructura de las revoluciones científicas, planteando el análisis del término paradigma.

Platón, empleaba el término paradigma como modelo, para Aristóteles significaba ejemplo, y se concluyó que este término se utilizaba al menos de veintidós formas diferentes.

Para Kuhn, al investigador que no le satisface un paradigma vigente puede buscar una teoría que explique mejor el objeto de estudio, y no está obligado a aceptar los fundamentos de otros investigadores.

Hoy cada ciencia tiene su o sus estándares (paradigmas, modelos, fundamentos), creados por sus investigadores, que sirven de orientación a esos mismos investigadores, y son conceptos teóricos y valores aceptado por una comunidad científica que aplica tales conceptos y valores a sus investigaciones.

En el turismo, la visión sistémica es un paradigma aceptado y conocido por los estudiosos del turismo, pero aún no existe una teoría que reúna a sus investigadores en una misma metodología de estudio.

Según Kuhn, en una ciencia, antes de la formación de un paradigma existe un periodo pre-paradigmático, considerado como el momento en que la teoría se está gestando y enfrenta a los desafíos y obstáculos de una ciencia en formación.

Si el turismo ahora ya tiene un paradigma, ¿se deberá considerar como ciencia? Panosso, con palabras de Kuhn, responde que no tendría importancia si el turismo constituye ahora una ciencia, pues no se sabe si un campo de estudio progresa porque es una ciencia, o bien si es una ciencia porque progresa.

Cuando un campo de estudio evoluciona hacia la madurez, se introducen y buscan nuevos elementos que denotan avance progresivo e indican la transición deseada dentro de ese campo de estudio.

El hecho de que el turismo no sea aceptado como ciencia no constituye un problema. Cuando se consultan a los autores que se ocupan de la producción del conocimiento sobre turismo, se encuentra que hay tres grupos de opiniones distintas. Existe un grupo optimista, que cree que debido a la producción científica existente, el turismo ya puede considerarse como una ciencia; otro grupo también optimista pero más prudente, piensa que el turismo está en camino de convertirse en una ciencia, pero para que esto suceda es necesario intensificar la investigación en este campo; el objetivo y el método de investigación utilizado deben definirse con claridad. Hay otro grupo más concibe al turismo como un actividad humana estudiada por las más diversas disciplinas científicas, pero afirma que no es y nunca será una ciencia, pero todo esto depende del punto de vista del observador, siendo posibles varias respuestas.

En conclusión, a entender de Panosso el turismo es un campo de estudio de otras ciencias que no presenta un campo de investigación ni objeto definido, ya que no posee un cuerpo teórico conceptual que le permita ascender al nivel de disciplina (ciencia) con un método y objetivo de investigación propios.

Panosso termina este punto de la necesidad de la epistemología haciendo las preguntas ¿qué es el turismo? Y ¿cuál es su método y objeto de estudio?.

 

Te invito a reflexionar…

Anuncios

Nube de etiquetas