Coaching Turístico

Entradas etiquetadas como ‘cómo vender más en mi agencia de viajes’

DÍA 25. Coaching gratuito en hostelería y turismo

HAZ UNA SOLA COSA A LA VEZ, PERO HAZLO YA Y BIEN

La eficacia no consiste en apresurarse para hacer diez cosas al mismo tiempo. Permítete hacer una sola cosa cada vez. de hecho es lo único que puedes hacer. Acéptalo y concéntrate en realizar una actividad concienzudeamente y bien. Ya te estoy escuchando protestar, por que tú no sólo puedes hacer múltiples tareas al mismo tiempo, sino que debes hacerlas, porque tu trabajo así lo demanda y tienes muchas cosas por hacer.

Si, ya sé que estás escribiendo informes, atendiendo llamádas telefónicas, y haces las dos cosas a lavez, e incluso estás preparando café. Pero si observas detenidamente, la verdad es que mientras escribes tu informe, suena el teléfono, entonces TIENES que hacer una pausa en el informe mientras atiendes el teléfono, y el café generalmente necesita dos manos para prepararse, por lo tanto cuando estás preparando el café, obligadamente haces pausa tanto en la elaboración del informe como en la conversación telefónica. Seguramente le dices al interlocutro 2me permites un momento” y sueltas el lápiz, pluma o dejas de presionar el tablero de la computadora, pero NO HACES TODO A LA VEZ.

Tu vida es una serie de comienzos, cambios y pausas. Dado que sólo puedes hacer una cosa a la vez, hazla consciente y deliberadamente, en lugar d efingir que haces tres. Te quitarás un gran peso de encima. Cuando logras hacer una cosa a la vez y bien hecha, tú tomas el control de las tareas, y no al revés. Por cierto, las personas estresadas son menos atrayentes que las personas relajadas.

Así que, cuando hables por teléfono, dedícale 2 minutos y dile a la persona con quien hablas que dispones de poco tiempo y que por favor sea conciso. Prepara bien el café, con la cantidad de azúcar que a ti te gusta y disfrútalo. Una vez que tengas libre tus dos manos, prosigue con el informe. Verás que atiendes mejor a las personas por teléfono, tu café queda mucho mejor preparado y tu informe será de gran calidad.

Responder de inmediato a alguna tarea es un detalle que atrae a los demás, porque es algo muy raro, incluso cuando parece obvio. Es raro porque la mayoría de las personas lo dejan todo “para más tarde”. De hecho, para poder responder de inmediado, puede que necesites mejorar y reacionalizar tus sistemas y cambiar por entero tu manera de responder.

¿Cómo hacer par aresponder en el acto? Simplemente “Hazlo ya”. No hagas como todos los demás. Cualquier persona diría “Lo haré más tarde”. Pero tú no. “Hazlo ya” De otro modo esa tarea estárá acompañando a esa larga lista de pendientes que tienes por delante yq ue se han ido acumulando con tantos “lo haré más tarde”.

¿Qué es lo que dejas sin hacer? Quizá pagues un precio innecesario, en términos de tiempo y energía. Todo lo que no hagas ahora lo tendrás que hacer más tarde. Si esperas, el hecho de saber que tienes que hacerlo te absorberá espacio mental y te agobiará, con el peso añadido de tratar de no olvidarte luego. Si realmente no ll puedes hacer de inmediato, colócalo en un archivo de asuntos pendientes y apunta la fecha y la hora en que lo harás en tu agenda.  ¿Qué cambios necesitas para reestructurar tu vida de tal manera que puedas responder de inmediato? Quizá, el próximo asunto que tengas pendiente simplemente “Hazlo ya”

Pero no nos dejemos llevar por la emoción. Aparentemente, la manera de ahorrar tiempo es lograr que el trabajo esté hecho con la mayor rapidez posible. Si bien a corto plazo puede ser cierto, hacer verdaderamente un buen trabajo ahorra tiempo a largo plazo y te procura el especio mental y la lucidez que necesitas para emprender el siguiente proyecto. Un trabajo realizado a conciencia no te causará más preocupaciones.

Onza de acción

Anuncios

DÍA 24. Coaching gratuito en hostelería y turismo

EL ARTE DE MANEJAR EL TIEMPO

Bien dice el dicho que “La puntualidad es la cortesía de los reyes”. TEn por seguro que la manera más sencillay fácil de ahorrar tiempo en tu vida es llegar diez minutos antes a cualquier cita profesional o personal que tengas, y aunque suene más bien a pérdida de tiempo porque crees que podrías utilizr esos diez minutos para terminar con algunos detalles, piensa que ganando ese tiempo obtienes más tranquilidad, más lucidez y otros beneficios. Por ejemplo, puedes ordenar tus ideas para armar una estrategia si acaso es una cita de negocios, repasar puntos importantes, acomodar tus ideas, acostumbrarte al ambiente y relajarte. ¿Por qué crees que los jugadores y depostistas de alto rendimiento primero pisan el campo? Prúebalo durante una semana y verás los resultados.

Quizá tu falla se encuentre en los detalles antes de salir de casa. A este tipo de personas les conviene anotar en su agenda el tiempo que necesitan para “salir de casa”, y llegar esos diez minutos antes a los compromisos. Si el recorrido que tienes que hacer no te resulta familiar, calcula algo más de tiempo del previsto por si te pierdes. La explicación de las tardanzas es que la gente comienza a prepararse para salir en el momento en que debería cerrar la puerta y dirigirse a su lugar de destino.

Otra manera de ir mejorando es no prometer demasiado. En lugar de decir “Estaré ahí dentro de veinte minutos”, para llegar diez minutos antes es mejor decir “estaré ahí en media hora”. Así, aunque te encuentres con un atasco de circulación, no harás esperar a la persona. Porque además de todo, es una grave falta de respeto hacer que una persona nos espere.

Dirás que la cultura del mexicano es así, pero creeme, grandes cosas se transformarían en este país si comenzaramos a cambiar eso.

EFICIENCIA EN EL TRABAJO

Si el trabajo se expande hasta ocupar todo el tiempo disponible, la solución es reducir la cantidad de tiempo que necesitas para hacerlo. Por lo general, si la gente tiene prisa, hace su trabajo en la mitad del tiempo que emplearía normalente. Dice otro dicho “Si no fuera por el último minuto, nada se haría”. Y no es broma. ¿No te ha pasado nunca que el día antes de salir de vacaciones logras vaciar un cajón que llevaba semanas abarrotado? No hay nada como un incentivo para activarse.

¿Cómo podrás hacer tu trabajo en la mitad de tiempo? Tendrás que encontrar una solución creativa, pero bien vale el esfuerzo. Podrás utilizar el tiempo que te queda libre para tus propios proyectos, para pensar en las perspectivas futuras de tu vida o de tus actividades laborales, poner al día tu correspondencia o enviar notas de agradecimiento. Por cierto, esto aplica de igual forma para las actividades que realizas en casa.

Cuando logres este objetivo tendrás una gran sensación de bienestar y más tiempo para dedicarlo a lo que te gusta. El objetivo final es disponer del mayor tiempo posible para las cosas buenas de la vida. Las personas que viven plenamente, que tienen una existencia placentera, atraen la prosperidad y las buenas oportunidades. De modo que toma las medidas necesarias para tener tu trabajo hecho en la mitad del tiempo que empleas ahora.

Por último, quiero dejarte una guía práctica para ser mucho más eficiente: pregúntate ¿Qué es lo más importante para mi hoy? Lo anterior obedece a que es fácil llenarse de preocupaciones y olvidar lo verdaderamente importante.

Sigue estas preguntas y verás grandes cambios en poco tiempo.

1. ¿Qué es lo más importante para mi hoy?

2. ¿Qué debo hacer hoy?

3. ¿Qué es lo más importante con respecto al futuro?

Puede que descubras que lo más importante del día es que tu hijo cumple años y quieres dejar el trabajo a las tres de la tarde para ir a su fiesta. Luego considera lo que debes hacer durante el día. Seguramente te darás cuenta que por lo general, hay pocas cosas que debas hacer hoy mismo para lograrlo.

Se han escrito muchos libros acerca del concepto dle manejo del tiempo. si te concentras en estas tres preguntas, tu vida será mucho más fácil, y además tendrás tiempo para leer esos libros.

Por lo pronto hoy has dado un gran paso al tener tiempo para leer este blog.

¡SIgue adelante! Juntos lograremos grandes avances.

DÍA 23. Coaching gratuito en hostelería y turismo

SACA TIEMPO DE DONDE NO LO HAY

Todos nos quejamos de la falta de tiempo. Vivimos como si el tiempo fuese una cantidad fija, pero no lo es. Se expande y se contrae según la actividad que llevemos a cabo. La ironía es que, cuanto más ocupados estamos, más rápido parece pasar. Si quieres tener la sensación de disponer de tiempo, haz menos cosas.

Para lograr esto basta con seguir estas sencillas recomendaciones: dispón de media hora, todas las mañanas, para planificarl el día y reflexionar e imponer la oblicagción de llegar diez minutos antes a cada entrevista. ¿Has notado que los ejecutivos de alto nivel y la gente exitosa siempre dan la imporesión de tener tiempo libre? Cuando se está junto a este tipo de persona, están serenos, compuestos y tomando las cosas con calma. ¡Por eso son más eficientes!

Los minutos de reflexión de cada día ayudan a tener una amplia perspectiva de lo que te podrías perder si no te organizas. Un registro del uso del tiempo es imprescindible. Es igual que cuando se cuida el dinero; cuando no sabes en qué se ha ido, la solución es llevar un registro de gastos durante al menos un mes.

¿Trabajas arduamente, llegas temprano al trabajo y te marchas tarde, y aún así no te alcanza el tiempo para todo lo que debes hacer? ¿Sientes que el día no tiene suficientes horas para cumplir con todas tus tareas? ¿Pasas demasiado tiempo ocupándote de los asuntos rutinarios y no puedes dedicarte a los proyectos importantes tanto en el trabajo como en casa?

Durante una semana, anota cada 15 minutos en qué utilizas tu tiempo. Escribe todo lo que hagas desde el momento en que te levantes hasta que te vayas a dormir, incluso las llamadas telefónicas y los descansos para ir al baño o tomar un café. Aunque parezca en extremo tedioso, es necesario hacerlo durante una semana y luego extrapolar los datos y reorganizar tu vida de acuerdo con los resultados. Es muy fácil relizar esto con una agenda que ya tenga marcados intervalos de quince minutos; casi todos los dispositivos móviles, celulares y tabletas tienen esta función, o bien se adquieren de forma gratuita como aplicación. Aedmás es necesario escoger una semana normal, que refleje tus horarios habituales, y no una de vacaciones. Entonces ya estarás en condiciones de comenzar tu registro del uso que haces del tiempo.

Eres la única persona que verá estas anotaciones, de modo que no cambies tus horarios para mejorar el resultado. Registra con la mayor exactitud posible lo que haces durante una semana normal. Por supuesto, incluye cosas como dicharte, vestirte, secarte el cabello, preparar el desayuno, tomarlo, leer, trasladarte a tus lugares de trabajo, escuela u oficina, tu tiempo en las redes sociales, etc. Apúntalo todo. Al final de la semana, sabrás con exactitud en qúe gastas tu tiempo y podrás tomar algunas decisiones inteligetnes basadas en la realidad. Muchas personas se quedan consternadas cuando descubren la cantidad de tiempo que pasan pegados a sus dispositivos móviles para modificar su perfil en redes sociales, y que por cierto no dejan satisfacción alguna.

¡APAGA EL TELEVISOR Y OLVÍDATE DE LAS REDES SOCIALES!

Una escritora experta en el tema de la felicidad, Mihaly Csikszentmihalyi, comparte décadas de investigación en un libro donde toma aquellos periodos durante los cuales la dicha de la getne es tal, que hace que la vida valga la pena. Sus investigaciones revelan que las experiencias de genuina satisfacción acontecen en un estado de conciencia llamado “flujo”, un estado de concentración especial e intensa en que se experimenta una sensación de trascendencia.

Csikszentmihalyi define numerosas actividades diferentes y las clasifica como de “flujo alto” o de “flujo bajo”. Las de flujo alto requieren un grado especial de concentración, lo cual quiere decir que la mente participa activamente en la actividad realizada. No nos sorprenda entonces que la televisión sea una de las de flujo más bajo. El mencionado estudio confirma que: la televisión absorve nuestra energía (Consulta Día 1 del programa de Coaching)

La adicción a la televisión tiene las mismas características que cualquier otra, ya sea a la comida, la cafeína, el juego, el alcohol o cualquier otra sustancia o actividad. Y al igual que la adicción a la cafeína, está aceptada y fomentada socialmente. Aun si no te interesa lo que estás viendo, puede que lo mires sólo porque los demás lo hacen. El estadounidense medio se pasa unas seis horas diarias delante del televisor. Es decir, cuarenta y dos  horas por semana. Mäs que suficiente para hacer un trabajo a tiempo completo. Aunque no existe todavía un estudio del tiempo que se emplea en las redes sociales, no dudes que sea igual o peor que en este caso.

Trata de limitar tu tiempo frente a estas actividades. Selecciona los programas de televisión y fija horarios para ver las novedades de tus amigos en las redes sociales. No caigas en le hábito de mirar programas y estar conectado a tus redes sólo porque tienes el televisor o el móvil a la mano. ¡Cuidado! Estos vicios exigen costos mayores de los que imaginas y reducen tu capacidad de atraer lo que deseas en la vida.

adicto redes

Nube de etiquetas