Coaching Turístico

PROTEGE TUS BIENES.

La ley de Murphy aplicada en los seguiros dice que si tienes un seguro nunca lo necesitarás, pero si no lo tienes, sucederá una catástrofe. es in imaginable que en México un alto porcentaje de la población carezca de un seguro médico. Por supuesto que es caro, peroes mucho más caro sufrir un accidente y no tener respaldo económico. Ya es mucha desgracia el que suceda algo, pero una peor desgracia es no tener seguro.

Un seguro en el hogar es indispensable, seas o no el propietario, también un seguro médico y por supuesto de tu auto. Curiosamente hay gente que prefiere asegurar su auto que a ella misma, cuando los dos seguros son de suma importancia. Ahora bien, no todos los seguros son tan benéficos, sobretodo los de vida, salvo que tengas esposa e hijos y no se puedan mantener por sí mismos, en ese momento SI es indispensable.

Si no confías en tu capacidad de ahorrar (lo cual ya debe estar superado en esta etapa de curso de coaching gratuito en hostelería y turismo) y quieres tener la seguridad de que tu familia contará con dinero en caso de que fallezcas, podrías contratar un seguro de vida universal. Según estudios serios, los llamados seguros temporales con primas renovables decrecientes, renovables por una suma de dinero progresivamente menor, dinero que el seguro paga al fallecimiento del asegurado, son convenientes para la mayoría de las familias, porque con el paso del tiempo (a medida que tanto los hijos como los recursos económicos de la familia crecen) la necesidad de protección suele reducirse. Las primas de los seguros temporales aumentan considerablemente cuando uno llega a los sesenta o setenta años. Si sigues necesitanto un seguro llegando a este punto, te encontrarás con que las primas de los seguros temporales se vuelven prohibitivas. pero el mayor riesgo a esas alturas no es el de fallecer prematuramente. Al contrario, es el de que se viva tanto que uno termine agotando su capital.

¿Que relación tienen los seguros con este curso de coaching gratuito en hostelería y turismo? Tiene relación en virtud de que la paz mental es muy atractiva.Tener un seguro es una de las formas de no llamar al desastre. NO olvidemos el seguro de mayor importancia: proteger a tus hijos y/o tus bienes inmuebles con un testamento o un fideicomiso revocable.  Como cada lugar tiene sus leyes, lo mejor es consultar con un abogado o con un notario para tener la seguridad de que el testamento o el fideicomiso sea válido y esté escrito de manera que tus deseos se ejecuten correctamente. “Prepárate para lo peor y te sentirás mucho mejor, sabiendo que tus hijos estarán bien cuidados. Un buen abogado puede ayudarte en estos temas y en todo lo relacionado con tu fideicomiso o tu testamento.

Aún en el caso de no tener familia, es conveniente que hagas un testamento de modo que, si te sucede una desgracia y te conviertes en un vegetal, no pases el resto de tu existencia sobreviviendo gracias a la conexión con una máquina mientras te despojan de todo lo que ganaste en tu vida.

Un seguro que no suele tenerse en cuenta es el de minusvalía para autónomos o empresarios. El activo de mayor valor de una empresa es su propietario. Si es tu caso, y sufres una minusvalía, es posible que no puedas seguir dirigiéndola. Por lo general, los empleados están asegurados para estas emergancias, pero este tipo de seguro no tiene cobertura si dejas tu empleo para montar tu propia empresa. Mucha gente ignora que es muy difícil, como autónomo, contratar un seguro de minusvalía. Por lo tanto, es muy importante que contrates un seguro de este tipo de forma individual y de preferencia unos meses antes de dejar el trabajo para iniciar una actividad por cuenta propia.

Siguiendo con los seguros, no olvides proteger los documentos de valor. Cada uno de nosotros guarda los papeles y objetos de valor a su manera. Todo es perfecto hasta que se inunda el lugar donde los guardaste o se produce un incendio. Es entonces cuando te das cuenta de lo valiosos que eran esos papeles. NO esperes a que se inunde la casa. Anótalo y dispón de un día de descanso para dedicarte a proteger tus documentos y objetos de valor, y hazlo bien esta vez.

El primer paso es hacer copias de todos los documentos de valor, incluyendo certificados de nacimiento, documentos del coche, escrituras, contratos, documentos legales, testamentos, números de cuentas bancarias, tarjetas de crédito, inversiones, préstamos, planes de jubilación, seguros médicos, pólizas de seguros, pasaportes, tarjetas, etc. Haz copias de todo y guárdalas separadas de los originales. Archiva tus originales en una caja fuerte con protección ignífuga en tu casa, o en una caja de seguridad del banco. Si viajas con frecuencia, guarda tu pasaporte en un lugar que esté a mano y ten una fotocopia en la caja fuerte.

Aprovecha para hacer un inventario de tus objetos de valore, incluyendo las antigüedades, joyas, aparatos electrónicos y electrodomésticos. Anota el valor aproximado de cada objeto y guarda las facturas como prueba. Si tienes los recibos y crees que un determinado objeto ha aumentado su valor, consigue un certificado. Incluso te recomiendo grabar en video o fotografía tus objetos de valor. Pon la lista y las facturas, los certificados y las fotografías en una carpeta y guárdala en la caja de seguridad del banco o en tu caja fuerte. Tu caja fuerte debe estar empotrada dentro de una pared o estar atornillada bajo el suelo de modo que los ladrones no puedan llevársela.

Puede que todo esto te parezca mucho trabajo, pero una vez que tengas todos tus documentos bien protegidos, habrás tomado medidas para evitarte horas de dolores de cabeza en caso de accidente o desgracia.

Y para terminar, pon en conocimiento de una persona de confianza el lugar donde guardas tus documentos de valor y la manera de retirarlos en caso de que caiga un rayo o suceda algún desastre. Sólo te llevará unas horas y un avez hecho, puedes ponerlo al día todos los años para agregar nuevos valores, cambiar el testamento, etc.

Toma todas las medidas de prevención porque, según la Ley de Murphy, si lo haces, las probabilidades de que te suceda un desastre serán menores. La verdad es que no tiene sentido ahorrar dinero para que luego lo gastes en pagar las consecuencias de una catástrofe.

Nos vemos el día de mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: