Coaching Turístico

Banner Coaching Turismo

 

Hostelería y turismo.

Al día de hoy, después de haber leído y aplicado las acciones de los primeros 9 días, ya habrás aumentado tu poder innato y a la vez habrás suprimido los escapes de ese poder. Este día comenzaremos una segunda etapa donde crearemos espacio para lo que deseas. cuanto más te realices en todos los ámbitos, mayor atracción ejercerás, y lógicamente, más sitio necesitarás para recibir lo que llegue. Es importante reflexionar que si quieres que lleguen cosas buenas y nuevas, deberás hacerles espacio. De lo contrario te podría pasar algo similar a un ejecutivo que deseaba una pareja en su vida, pero tenía tanto trabajo que no le daba tiempo para dedicárselo a esa pareja, por lo tanto, él mismo detenía esa posibilidad.

Si quieres nuevos clientes, quizá ha llegado el momento de ordenar los archivos de tu despacho. Cada vez que quiere algo nuevo en tu vida, debes crear el espacio necesario para incorporarlo. De hecho no importa lo que elimines. Después de todo, la materia  es en esencia simplemente energía, de modo que todo lo que suprimas te dará más espacio. quizá si limpias el garage consigas un nuevo cliente, o una pareja. ¿Alguna vez ten has dado cuenta de lo bien que se siente después de ordenar tu cuarto o tu clóset? No es cosa de magia. Es un principio que se basa en las leyes de la física: la naturaleza aborrece el vacío. Crea un vacío, y el universo te enviará cosas para llenarlo.

Por tal motivo, es muy importante despejarte de todo lo que no sirve en tu vida. Crear espacio es una de las maneras más sencillas y efectivas de atraer lo nuevo. Si tienes una sensación de estancamiento, comienza por despejar el terreno. Revisa los archivos de tu oficina, de tu recámara y tira todos los viejos papeles, esos informes, revistas y artículos que guardas por si acaso un día los necesitas. Para simplificar las cosas y hacer esta labor con ganas, imagina que te han ascendido y que por lo tanto, te mudas a otro lugar mucho mejor. Destina media hora o una hora diaria durante una semana sólo para poner en orden tus papeles y artículos personales, te sorprenderá la cantidad de cosas inútiles que has acumulado. El día que te asciendan o que te mudes, ya tendrás todo listo para partir.

reorganizar

Tu casa es un espacio sagrado, donde debe ser posible que te relajes y te cargues de energía para seguir con tu trabajo. Si al lelgar a cas, te encuentras con un espacio caótico y poco confortable, no lograrás esa recarga de energía. Si eres de esas personas que nunca tiran nada, quizá necesites buscar ayuda. Para empezar, te recomiendo que leas Clutter Control (El control del desorden), un libro con muy buenas ideas sobre el tema, escrito por Jeff Campbell. Hostelería y turismo.

Para realizar esto, hay algunas personas que incluso necesitan ayuda profesional, no lo dudes si es tu caso. Si no es algo urgente, pero hay cosas por hacer, te recomiendo que, a la hora de limpiar te preguntes ¿He utilizado esto en los seis meses pasados? Si la respuesta es no, y no se trata de un material para una época especial, como sería el caso de los adornos navideños, tíralo. NO es fácil, pero lo conseguirás cuando hayas adquirido un poco de práctica. Lo mejor es que llames a una amiga de confianza, muy organizada, que te diga cosas como “No sabía que ibas al gimnasio”, o “Dime cuántas cremas hidratantes o de maquillaje necesitas”, o mi favorita “No sabía que jugabas tennis”, porque, ¿cuánto hace que no sacas la raqueta de tu clóset?

Antes de tener tiempo de pensarlo demasiado, llena unas cajas y llévalas a una institución de caridad. Si las guardas en algún rincón de tu casa, tendrás la tentación de ir a revolverlas a media noche. Si eres incapaz de desprenderte de las cosas que tienen un valor sentimental para ti, pon en práctica la siguiente estrategia: crear una “caja de urgencias” con aquellos objetos especiales que te gusta guardar y que te hacen bien. Cuando te agobie el desaliento, abre la caja y esos recuerdos te animarán.

Si no sabes por dónde comenzar a ordenar, dedícate en primer lugar al rincón de la izquierda de tu recámara, y ordena una habitación a la vez. Acabar con el caos es una terapia increíble, que genera una enorme cantidad de energía. Por esta razón, es el primer problema que abordamos en el programa de Coaching Turístico, de modo que te armes con la energía necesaria para afrontar los objetivos más importantes. Hay muchas personas que les falta ánimo para salir de la rutina; no comprenden que el caos que les rodea absorbe su energía. El noventa por ciento de su tiempo lo viven rodeados por el desorden, aunque éste no sea visible.

Una vez que hayas creado espacio, el universo se ocupará de llenarlo. Por lo tanto, ten mucho cuidado. aprende a decir “No, gracias” cuando lo que se te ofrece no es lo que necesitas. Por ejemplo, piénsalo bien antes de aceptar que tus amigos o tu familia te den cosas a guardar o cuidar. Si aceptas, aestablece un límite de tiempo preciso, y aclara lo que sucederá una vez cumplido el plazo convenido. Recuerdo que un día mi cuñado le pidió a mi suegro que cuidara a su perro mientras él iba a una reunión; al día de hoy, mi suegro no puede irse con sus amigos sin antes atender las necesidades básicas del perro.

A medida que vayas creando un abundante espacio, tendrás más sitio para las cosas buenas que irrumpan en tu vida. Píensalo como si fuese un ritual. Haz una maleta con toda la ropa que no te queda bien o que está pasada de moda, y dónala a una institución de caridad. Al dejar la maleta piensa “Estoy eliminando todo lo viejo y caduco para que algo nuevo y mejor entre en mi vida”.

organizado

Si tu costumbre de guardarlo todo es muy arraigada, no podrás ordenar tus espacios en pocos días. Recuerda la pregunta ¿Hay algo aquí que no necesite? Se trata de una prueba realmente dura, puesto que a lo largo de los años acumulamos muchas cosas que en el tiempo dejan de ser funcionales. Ahora bien, si por ejemplo, no puedes perder peso en pocos días, es lógico que no puedas ordenar todo de un solo tajo. Pero bien puedes poner en práctica consejos que te ayuden, por ejemplo, destinar todos los meses el último fin de semana para poner orden, es un hábito que debes crear por medio de la práctica.

El proceso de limpieza parece perpetuarse por sí mismo. Una vez que tomas conciencia de que puedes vivir sin tantas cosas, es más fácil dar los pasos siguientes y hacer una valoración real de ciertos objetos que jamás hubieses pensado desechar.

Una buena y sencilla técnica es la siguiente: “guardar solamente dos cosas extra.” Es decir, para tu cama, necesitas juegos de sábana. Por lo tanto, la que está puesta y otras dos son suficientes. Las demás las puedes regalar. Lo mismo lo puedes aplicar con tus toallas y con múltiples coas en toda tu casa y en tu persona.

Esto es coherente con la máxima: “Menos es más”. Menos objetos equivalen a una mayor energía disponible.  Elimina todas aquellas pertenencias que ya no tienen sentido para ti o que no te ayudan a sentirte mejor. Puede que ese florero sea muy útil, pero..¿te gusta? Un sólo jarrón de buen diseño destaca más que cinco de mediana calidad. Da los objetos que no te hacen falta a alguien que los pueda utilizar y apreciar. Comienza por eliminar las pequeñas cosas (ropa, muebles, libros..) y luego te resultará fácil hacer lo propio con las grandes, como un trabajo insatisfactorio o una relación que ya no te aporta nada.

banner blog

 

Hostelería y turismo…el futuro económico en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: