Coaching Turístico

Banner Coaching Turismo

Hostelería y turismo.

Todos los pequeños detalles forman un gran conjunto que al contemplarlos unidos generan poder, seguridad y éxito. No hay que dejar pasar por alto el menor detalle; si algo nos molesta, por mínima molestia que ésta sea, es necesario pedir una explicación y platicarlo. Todos esos pequeños comentarios negativos que aseguras no te dañan, en conjunto  se acumulan y minan tu autoestima. Por lo tanto, no hay que caer en el error de dejarlos pasar, pues ya hemos hablado de que esos pequeños detalles consumen energía positiva.

Por ejemplo, las amas de casa que dejan pasar detalles como aceptar que un vaso sucio en la recámara del hijo se quede uno o dos días, y terminar por levantarlo, en definitiva consume energía. Imagínate si ese simple vaso se multiplica por cada uno de los integrantes de la familia y a su vez, ésto se multiplica por cada día de la semana. ¿Cuántos vasos sucios se recogerán al mes? Hay que reaccionar e informar a las personas involucradas en el momento. “¿Te das cuenta que dejaste un vaso sucio en tu recámara?”  Si aceptas recogerlo tú y anotarte un punto bueno por ayudar a la familia, con el tiempo terminarás explotando cual volcán en erupción.

Las personas verdaderamente grandes no toleran conductas desagradables, ni en su casa ni en el trabajo. Hay que hacer notar a las personas si un comentario es hiriente, despectivo o en tono de burla, y poner un alto en ese instante. A medida que comiences a poner tus límites, también serás consciente del gran número de comentarios y observaciones desagradables que has tenido que soportar.

Este error comienza generalmente en la infancia, cuando nuestros padres nos enseñan a ser “amables”, y no nos acostumbran a poner las cosas en claro, pero es importante que procures hacer esta modificación en el instante en que sucede. No serás grosero si lo haces, pero en definitiva perderás más si lo dejas de hacer. NO siempre podrás responder de inmediato, pero si sientes que un comentario es hiriente o que está fuera de lugar, no dudes en llamar lo antes posible a la persona que lo hizo para aclarar las cosas.

Hostelería y turismo.

Muchas personas creen que es demasiado tarde y deciden no hacer nada. Esa actitud solo es correcta si en realidad puedes dejarlo pasar, pero no te engañes, ya que la mayoría de la gente sigue guardando rencor años más tarde. estoy seguro que al día de hoy recuerdas un comentario hiriente que alguna persona se hizo hace mucho tiempo. Y aunque no lo creas, si todavía recuerdas ese incidente, tienes dos opciones: realmente lo dejas pasar, sin engañarte, o bien, en la primera oportunidad que tengas, en un tono neutro, sin involucrar sentimientos y con firmeza, debes exponer a esa persona el incidente, aunque haya pasado mucho tiempo, platica el asunto en tono neutral; quizá esta persona ni recuerde el hecho, pero si es una persona que vale la pena para ti, seguramente se disculpará sinceramente y en ese momento la podrás perdonar. Otras personas quizá se pongan a la defensiva, esto habrá ocurrido debido a que no utilizaste un tono neutro, pero ¿sabes? no importa la forma en que te respondan, lo importante es que digas lo que debiste haber dicho hace tiempo, y entonces podrás perdonar.

Si acaso crees que te criticarán por sensible, puede ser que si. Y te digo una cosa…deberías ser sensible, pues gracias a tu sensibilidad sientes y percibes las emociones y los pensamientos sutiles de los demás antes incluso que ellos mismos. Cuanta más sensibilidad poseas, mayores serán los límites que deberás poner.

En ocasiones, los asesorados confunden límites con muros. Un límite define lo que los demás pueden o no pueden hacer. De hecho son necesarios para mantener relaciones cercanas entre las personas. La falta de límites provoca que una persona se sienta herida con facilidad y decida protegerse levantando muros y colocando barreras para guardar las distancias. Si tus límites están bien definidos automáticamente sientes una mayor seguridad, y tienes la capacidad para abrirte a las personas que los respetan y aceptan. Y si te encuentras a quienes no estén dispuestos a hacerlo, será necesario alejarte de ellos y romper la relación.

Y por supuesto, no deben pensar que eres quisquilloso y problemátic@, la realidad es al revés. Cuanto mayores sean tu claridad y tu firmeza en el planteo de las situaciones, menor será la posibilidad de que acabes quejándote de tu suerte. Con el tiempo, no necesitarás decir nada, pues inconscientemente los demás sentirán la presencia de tus límites y no osarán atravesarlos. Recuerda a las personas que su sola presencia imponen respeto, y recuerda también a las personas que son el centro de las burlas y risas; la diferencia entre ambos es que los primeros tienen sus límites bien definidos. Recuerda que sólo cuando permitimos que tenga lugar toda una serie de pequeños abusos, perdemos la serenidad y actuamos de modo poco profesional. Con educación y un tono de voz adecuada, debes poner las cosas en su lugar, de tal modo todos te respetarán.

Pero por supuesto está el otro lado de la moneda, y con esto me refiero a tu manera de actuar con respecto a los límites ajenos. No tiene sentido poner límites para evitar comentarios despectivos si, al mismo tiempo tú haces comentarios similares a los demás.  Lo lógico es que tus límites concuerden con los límites ajenos y lo que debes respetar. Sube tu nivel de lo que consideras aceptable  mediante la observación de personas que consideras admirables y adopta sus cualidades, por ejemplo: siempre digo la verdad, sólo doy informaciones constructivas, nunca levanto la voz, siempre soy puntual y no doy consejos hasta que me los pidan. El h echo de que hagas este listado subirá tu demanda de cosas aceptables y cuando las respetes, seguramente la gente también las respetará contigo. Es una situación de reciprocidad.

Si al día de hoy tienes asuntos por arreglar con lo que consideras aceptable, comienza de una vez. Si sueles ser impuntual, a partir de tu próxima cita llega puntual. La gente al principio no lo creerá, pero mientras más lo practiques, la gente lo entenderá y comprenderá que “ahora ya eres puntual”, es así de simple. Antes eras de una forma, a partir de tu sesión de coaching eres otra persona con hábitos y límites distintos. “A partir de hoy, solo actúo de forma que la gente me respete”

¿Te gustó este artículo? ¿Crees poder escribir de un tema interesante en un blog? ¿Quieres ganar dinero por hacer eso?                            Regístrate y obtén información gratuita del cómo lograrlo.

Hostelería y tursimo.

CONSULTA MI PÁGINA PERSONAL QUE TE OFRECE VIDEOS, BLOGS Y ARCHIVOS CON PUBLICACIONES TURÍSTICAS, INCLUSO UNA AGENCIA DE VIAJES ON-LINE CONFIABLE, SEGURA Y CON LAS MEJORES PROMOCIONES. CON EL RESPALDO DE BEST DAY.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: